Administración de las relaciones internacionales: defectos estructurales

Administración de las relaciones internacionales: defectos estructurales

 
 



Administración de las relaciones internacionales: defectos estructurales

Inserto en “Estudios de Derecho internacional en homenaje al profesor Ernesto Rey Caro” la Academia de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba , t. XXVIII (1989), ps. 53 a 70.

Así las cosas, el transcurso del tiempo y la reforma constitucional de 1994 impactaron sobre el esquema de referencia,  que sobrevivió por más de  un siglo prácticamente inalterado. El embate más vigoroso en contra de ese sistema emergió con la Convención constituyente que devolvió a las Provincias, preexistentes al Estado Nacional, la potestad de celebrar convenciones internacionales. Sin perjuicio de esto, la conmoción más sutil  venía percutiendo la estructura monopólica desde tiempo atrás, concretamente  al colarse  en las negociaciones internacionales la especialización material de las carteras gubernativas interesadas por sobre la especialización funcional del ministerio de relaciones exteriores. Frente, entonces,  a un panorama de dispersión plural de la potestad de concertar, como de fragmentación funcional de la representación, urge una restructuración de lo que constituye el sistema de administración de las relaciones internacionales, enderezada a otorgar una nueva legitimidad a lo que sin duda será el sector de mayor gravitación en la toma de decisiones centrales para la vida institucional del país.
Yendo al texto del trabajo, cabe destacar que los planteos que se traen concretamente a consideración obedecen a dos temas principales. Uno es la transformación de la cartera de relaciones exteriores en un órgano orientación y conducción de las negociones internacionales pero no de los acuerdos  en aquellos sectores donde las materias no conciernan a sectores estratégicos o se particularicen en ámbitos ya definidos por las leyes o decretos del gobierno nacional. Allí y entonces, cada uno de los actuales Ministerios debe tomar el rol definitorio de las negociaciones. Otro es la creación de un Consejo en el marco del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto ,  donde estén representadas todas las Provincias ,  con el objetivo concreto de servir a  la difusión de la política internacional que decida llevar adelante el P.E.N. y se evalúen  y traten los intereses de los demás sujetos de Derecho federal que tienen capacidad para  incidir en la realización de ese programa.
A manera de epítome puedo afirmar que no tengo duda que este trabajo es el más cargado de potencial voltaje político dentro del panorama que trazan mis modestas contribuciones.




Etiquetas

Relaciones internacionales, Competencia de los departamentos de Estado